Los vídeos porno arrasan Internet
Razones para tener relaciones sexuales

Los vídeos porno arrasan Internet

morena_culona

Muchas empresas de los distintos sectores, intentan vender sus productos por medio del mayor escaparate que existe actualmente “Internet”. Ese mundo tecnológico donde reside millones de usuarios que se conectan todos los días en cada momento. Ni que decir tiene que, con tan solo crear una página original y formal para este tipo de sector (pornográfico), y subir fotografías, vídeos, productos… tienes más de un cuarto de trayecto realizado para triunfar.

Para llevar a cabo todas estas ideas comentadas anteriormente, se necesitan sobretodo, ganas de empezar en el mundo online y mujeres dispuestas a triunfar en el mundo del porno. Las distintas chicas que se presentan a los casting de las diferentes empresas del sector, son conscientes de que tarde o temprano van a ser mas vistas que los partidos de fútbol los domingos por la tarde. Y es que los vídeos porno arrasan Internet, ya que lo primero que hacen miles de usuarios al encender el ordenador personal o teléfono móvil es buscar en Google –“vídeos pornográficos”, para así, llegar a alguna página donde exista una gran variedad de categorías de mujeres follando, masturbándose, etc… y donde incluso puedan chatear con chicas mientras se follan a cualquier tio en directo.video_porno

No siempre, la primera idea del usuario al empezar a navegar por Internet, es ver chicas desnudas haciendo todo tipos de guarradas, pero según un informe realizado en la Universidad Europea de Valencia, el 80 por ciento de los hombres que navegan por la red acaban viendo pornografía. No quiere decir, que los hombres por naturaleza solo nos interese ver tetas y culos por el ordenador, pero nunca está demás ver sexo en el tiempo libre, y esto lo saben todas las empresas de este sector.

Actualmente las páginas porno se cuentan por millares, y no tiene pinta de que esta cifra baje, al contrario, cada día, minuto, hora, segundo que transcurre, hay mas usuarios buscando vídeos porno para poder hacerse una buena paja delante del ordenador.

Razones para tener relaciones sexuales

vida_saludable

Reduce el riesgo de cáncer de próstata

En el caso de los hombres, se demostró que cuanto mayor  es la frecuencia de eyaculación a lo largo de los años, menor es la incidencia de cáncer de próstata. Una investigación, publicada en el Jurnal of the American Medical Association, confirmó que aquellos que tenían al menos 21 eyaculaciones al mes presentaron una probabilidad mucho menor de enfermarse que los que tuvieron sólo de cuatro a siete mensuales.

Tiene poderes anti-age

David Weeks, un neuropsicólogo escocés, estudió a 3500 hombres y mujeres europeos americanos que aparentan ser de 7 a 12 años más jóvenes de lo que son. Después  de hacerles un seguimiento, notó que tenían dos cosas en común: hacían ejercicio con frecuencia y llevaban una vida sexual activa. Estos afortunados tenían relaciones de dos a tres veces por semana, siempre dentro de una pareja estable.

Nos da felicidad

I love him kissing me!

Una investigación realizada por la Universidad Estatal de Nueva York concluyó que el sexo oral no solo es bueno para la salud general de las mujeres sino que, además les permite ser más felices. ¿Y por qué esto es así? De acuerdo a los resultados, se debe a que el semen, además de espermatozoides, contiene sustancias antidepresivas como la serotonina y la tirotropina (una hormona que tiene la misma función) y la melatonina, un agente de inducción al sueño.

Nos hace vivir más años

Un grupo de médicos ,encabezados por el doctor George Smith de la Universidad de Bristol, trabajó en un estudio que incluyó a 918 varones ingleses de entre 45 y 59 años de edad. Tras diez años de seguimiento de la vida sexual y del estado de salud de cada uno de los participantes, se llegó a estas conclusiones:

Cuanto más alta era la ”frecuencia orgásmica” más probabilidades tenían de estar saludables.

La probabilidad de morir era un 50% menor entre los hombres que mantenían relaciones sexuales dos veces a la semana, en comparación con lo que hacían una vez al mes y resultaron más proclives a sufrir enfermedades.